INSTITUTO NEUROLÓGICO ANDALUZ



Hacia una prevención activa del deterioro cognitivo y del envejecimiento cerebral.


¿Qué es la CLINICA DE MEMORIA-NEUROBRAIN®?

La Clínica de Memoria  es un centro neurológico innovador pionero en utilizar las técnicas más innovadoras de intervención cognitiva   en la prevención activa y tratamiento precoz del envejecimiento cognitivo y la enfermedad de Alzheimer. Colabora asimismo con otros centros prestigiosos de ámbito internacional para el diseño y la optimización de los nuevos tratamientos.

¿En qué consisten los Programas de Intervención Cognitiva -PIC-?

Es una intervención sistemática y elaborada, realizada por personal especializado y altamente cualificado, dirigida  y supervisada por un  neurólogo, médico especialista en el diagnóstico y tratamiento de las alteraciones cerebrales, partiendo de una evaluación cognitivo-conductual exhaustiva del  paciente, mediante el diseño de un programa personalizado adaptado a las necesidades específicas de cada paciente. 

Lo que distingue a la CLINICA DE MEMORIA de otros centros es su clara vocación a la excelencia, que se concreta en diferentes aspectos programáticos irrenunciables, que son imprescindibles para conseguir altos estándares de calidad:

1) PERSONALIZACIÓN: cada tratamiento está adaptado al nivel y a las necesidades de cada paciente, como un traje a medida, tras una rigurosa evaluación cognitiva exhaustiva previa; 

2)  PRECISIÓN: tras la primera evaluación, se diseña el programa de intervención cognitiva, que va dirigido a  mejorar no solamente los procesos cognitivos disfuncionantes, sino a optimizar aquellos que, siguiendo los conocimientos clínicos, se pueda prever que  son susceptibles de  en ese determinado paciente; 

3) SUPERVISIÓN PROFESIONAL: toda intervención cognitiva se considera tratamiento médico neurológico, con sus potenciales beneficios, pero también, con sus potenciales efectos adversos si no se realiza adecuadamente. Por esta razón, todas las intervenciones cognitivas realizadas en la clínica de memoria están supervisadas por un médico NEURÓLOGO, que es el profesional médico especialista en las enfermedades del sistema nervioso, y bajo su dirección, y no de forma autónoma, trabajan otros profesionales, especialmente neuropsicólogos.

4) MONITORIZACIÓN/TUTORIZACIÓN CONTINUADA: adaptándose, según tanto a los resultados y los avances del paciente, como a la  situación clínica que presente el paciente en cada momento. Por esta razón, todos los tratamientos realizados por la clínica de memoria son PRESENCIALES, para que los profesionales sanitarios puedan realizar su tarea de monitorización y supervisión de forma eficaz.

5) USO DE TECNOLOGÍA AVANZADA: la intervención cognitiva se hace tanto más precisa como eficiente cuando se aplica con las mejores herramientas, tanto con respecto al hardware como al software, que permite conseguir tanto la precisión antes apuntada, como sin renunciar a la calidad basada en la personalización, poder ofrecerlo a un precio ajustado.

6) ORIENTACIÓN FUNCIONAL ECOLÓGICA: toda terapia aplicada en la clínica de memoria está orientada a proporcionar no solamente una mejoría cognitiva, sino que ésta tenga un impacto significativo en las actividades de la vida diaria del paciente. De igual modo, la misma aplicación de la intervención cognitiva está diseñada para que el paciente no tenga barreras tecnológicas que le dificulten el proceso de adquisición de las nuevas habilidades cognitivas.


En definitiva, la intervención cognitiva realizada en la clínica de memoria plantea a nuestro cerebro nuevas situaciones y retos  que permiten entrenar y ejercitar las distintas funciones superiores. Estas exigencias cognitivas refuerzan las distintas conexiones neurológicas ya establecidas e igualmente potencian el desarrollo de otras nuevas. Esta neuro-plasticidad se convierte en el punto de partida de la intervención cognitiva, pues produce cambios en la estructura y en el funcionamiento de nuestro cerebro

Diferencias con el entretenimiento cognitivo (videojuegos, talleres de memoria, etc)

La enorme diferencia de la intervención cognitiva clínica con otros tipos de supuesta estimulación cerebral, mediante talleres de memoria o mediante videojuegos, es que éstos últimos no han demostrado eficacia  mediante estudios científicos

Para conseguir efectos positivos reales en la lucha contra el envejecimiento cognitivo, ya sea como prevención o como tratamiento precoz, es necesario que sea selectivo, con precisión quirúrgica, estimulando de forma personalizada sólo aquellas funciones cognitivas que consigan restaurar el equilibrio funcional, y así evitar potenciales efectos perjudiciales, como errores de aprendizaje, que podrían poner en riesgo, no solamente la  consecución de beneficios, sino incapacitar para obtenerlos posteriormente.

La finalidad, el ámbito desde el que se aplica, los principios metodológicos, las bases teóricas y, sobre todo, la evidencia científica, son entre otros, los aspectos que distinguen a un tratamiento de  intervención cognitiva  del entretenimiento cognitivo. 

¿Qué beneficios aporta el programa de intervención cognitiva clínica?

Es eficaz tanto en prevención activa del envejecimiento cerebral, como en conseguir una mejoría clínica o enlentecimiento en los casos de deterioro  cognitivo establecido, ya sea este un deterioro cognitivo leve o una demencia, con una eficacia similar a los últimos tratamientos farmacológicos, y sin sus potenciales efectos adversos.

Estos motivos, avalados por artículos científicos publicados en prestigiosas revistas de neurología, convierten este tratamieno de intervención cognitiva en una valiosa herramienta terapéutica y con clara eficacia clínica.

La intervenión cognitiva clínica muestra, por tanto, un carácter continuo, que ofrece la posibilidad de intervenir en situaciones que van desde el envejecimiento cerebral normal hasta el deterioro cognitivo propio de las demencias. En este último caso, la estimulación actúa como complemento del tratamiento farmacológico de estos pacientes, alcanzando resultados incluso similares a los que se alcanzan con los fármacos.

Son numerosas las ventajas que ofrece el uso de estas tecnologías interactivas y multimedia, entre otras permite crear planes individualizados y personalizados a las necesidades de cada paciente, así como el desarrollo de sesiones monitorizadas y tutorizadas.